Skip to content Skip to footer

Una revolución no se reduce únicamente a los enfrentamientos armados. Para lograr la independencia, los insurgentes no sólo se valieron de las armas y las batallas entre los cuerpos militares, sino que también combatieron a través de la palabra.

En 1812, tras la derrota frente a Félix María Calleja, comandante general del ejército realista, los rebeldes tuvieron que trasladarse a Sultepec –en el actual Estado de México–, lugar donde establecieron la Suprema Junta Nacional Americana –órgano de gobierno de las fuerzas insurgentes– integrada por José María Liceaga, José Sixto Verduzco, Ignacio Rayón y José María Cos.

“Entre la agitación y estruendo de la guerra”, Cos, quien recientemente se había adherido a las fuerzas rebeldes y tenía experiencia en el uso de la imprenta, comenzó la edición de un nuevo periódico titulado El Ilustrador Americano. Este impreso tendría como fin informar y difundir los objetivos de la insurgencia, además de las razones por las cuales se habían levantado en armas en contra del gobierno colonial. En Sultepec, el 27 de mayo de 1812 se publicó el primer número al que le siguieron siete más. Sin embargo, la Junta de Gobierno tuvo que moverse de lugar nuevamente y salió rumbo a Tlalpujahua, localidad donde Cos, acompañado de su imprenta, continuó la edición y publicación de El Ilustrador Americano.

Primera página de El Ilustrador Americano. Imagen tomada de: http://www.memoriapoliticademexico.org/Textos/1Independencia/1812PIA.html

En ese “estado de movilidad”, tal y como lo señaló el propio José María Cos, la dirección del periódico pasó a cargo de Francisco Lorenzo de Velasco. Lo que garantizó que continuara publicándose por otro periodo hasta alcanzar los 41 números en 1813, sirviendo así como herramienta y canal de comunicación de los insurgentes. En sus páginas se publicó, en 1812, el “Plan de Paz y Guerra” escrito por el propio Cos y dirigido al virrey Francisco Xavier Venegas, en donde se planteó la soberanía popular, se refrendó la independencia respecto a España y se propuso la monarquía constitucional como forma de gobierno del futuro Estado. En El Ilustrador Americano se plasmaron  proclamas, manifiestos y diversos escritos de destacados insurgentes como Ignacio Rayón y Andrés Quintana Roo que fueron armas de combate para derribar el orden colonial y lograr la independencia de nuestro país.

Para saber más

Ordoñez Arizmendi, Minerva; Martínez Mejía, Fátima Esther, “José María Cos y los inicios de la prensa insurgente en Sultepec”, en La Colmena, n. 95, enero 2018, pp. 79-88.

Guzmán Pérez, Moisés, La Suprema Junta Nacional Americana (1811-1813) : soberanía, representación y gobierno durante la Independencia, Morelia, Mich., Cámara de Diputados LX Legislatura, UMSNH, Instituto de Investigaciones Históricas, 2008.