Gacetilla | Discos

We are sent here by the history
septiembre 5, 2020 La Bola

 

We are sent here by history – Shabaka and the Ancestors

¿Estamos atravesando un apocalipsis? ¿Es éste el fin de una existencia que creíamos inalterable? En estos días, muchos afirman que el género humano se encuentra en plena crisis como especie, en una era de transformación del mundo conocido. El grupo de jazz Shabaka and the Ancestors, a través de su música sugiere respuestas a estos cuestionamientos. En su álbum titulado We are sent here by history el sexteto sudafricano-británico ya no se pregunta si éste es el fin de una era, sino qué hacer como sociedad una vez que ese vaticinado final ya ha llegado. Casualidad o no, este álbum fue lanzado al público en el mes de marzo de este año, justo cuando en nuestro país, y en otras latitudes de América, millones de personas iniciaban la cuarentena para hacerle frente a la pandemia, mientras que en Asia y Europa se sobrellevaban sus consecuencias.

A lo largo de once canciones y poco más de una hora de duración, Shabaka and the Ancestors llevan al espectador por una narrativa musical bien estructurada. En conjunto con diversos poemas escritos por el poeta Siyabonga Mthembu, las letras abordan tópicos cruciales para la sociedad contemporánea. La primera canción, titulada “They who must die”, expone el tema central de todo el álbum con una letra apocalíptica en tres idiomas –inglés, xulu y xhosa–; “You’ve been called”, es un llamado para atestiguar la quema de lo conocido, nos recuerda que a un acto de destrucción le sigue uno de construcción, de redefinición; en “We will work (on redefining manhood)” el escucha se replantea las raíces de la misoginia; finalmente, la canción de cierre “Teach me how to be vulnerable” nos acerca a una introspección.

Para Shabaka and the Ancestors, nuestro fin ya está aquí, ahora queda preguntarnos, dónde estamos, qué sigue para nosotros, qué debemos hacer a partir de este punto, tanto individual como socialmente. Este disco nos muestra que el jazz no es un género del pasado, de una época de oro que se ha quedado atrás. Esta música sigue siendo aquella que, originada por una sociedad marginalizada y discriminada, cuestiona el status quo, una expresión artística que genera emociones y nos invita a aprehender lo acontecido, lo contemporáneo a nosotros, lo que nos afecta y lo que nos transforma. En palabras de Shabaka Hutchings –saxofonista líder del grupo– el álbum We are sent here by history: “es un reflejo de las ruinas, de la quema, un cuestionamiento de los pasos que deben tomarse en preparación para nuestra transición… el final debe ser visto como algo más que una trágica derrota”, pues para “aquellas vidas perdidas y aquellas culturas desmanteladas por siglos de expansionismo occidental, pensamiento capitalista y hegemonía estructural de la supremacía blanca… los últimos días han estado presentes durante mucho tiempo, el mundo ya lo han experimentado como la encarnación de un purgatorio viviente”. De modo que este disco no debe apreciarse como un producto fatalista, sino como una oportunidad de tomar conciencia de lo vivido, de una subsecuente reinvención. Una vez que nos sabemos vulnerables nos queda construir un mejor futuro. ¿Qué sigue ahora? Sí, es necesario saber de nuestra historia, así como saber que fuimos y somos enviados por ese pasado.

 

Lo puedes escuchar en:

 

Comenta con tu cuenta de Facebook