Skip to content Skip to footer

[spb_row element_name=”Row” wrap_type=”content-width” parallax_image_height=”content-height” parallax_image_movement=”fixed” parallax_image_speed=”0.5″ bg_video_loop=”yes” parallax_video_height=”window-height” parallax_video_overlay=”none” row_overlay_opacity=”0″ row_col_pos=”default” width=”1/1″ el_position=”first last”] [spb_column col_sm=”2″ padding_horizontal=”0″ width=”1/6″ el_position=”first”] [/spb_column] [spb_column col_sm=”8″ padding_horizontal=”0″ width=”2/3″] [spb_text_block animation=”none” animation_delay=”0″ simplified_controls=”yes” custom_css_percentage=”no” padding_vertical=”0″ padding_horizontal=”0″ margin_vertical=”0″ custom_css=”margin-top: 0px;margin-bottom: 0px;” border_size=”0″ border_styling_global=”default” width=”1/1″ el_position=”first last”]

La negrada

México es un país pluricultural. Quizá, los pueblos indígenas son los que más visibilizados se encuentran hoy en día, aunque esto no significa que haya disminuido la discriminación que se ejerce en su contra. Sin embargo, existen otros grupos de gran relevancia, que pasan desapercibidos ante una sociedad sectaria, racista y clasista. Este es el caso de los afromexicanos.

La negrada es una película dirigida por Jorge Pérez Solano, de reciente factura (2018), que relata la historia de dos familias, relacionadas entre sí por el padre, Neri, quien lleva una doble vida que es conocida por sus dos mujeres, sus respectivos hijos, y de hecho, por todo el pueblo. El filme transcurre durante la enfermedad de Juanita, esposa legal de Neri, y muestra las reacciones y problemáticas que este acontecimiento genera en ambas familias.

Más allá de la historia contada –cuya temática no es rara– el director Pérez Solano busca brindar un retrato nítido de la cotidianidad de una pequeña población compuesta por afrodescendientes en el sureste mexicano, concretamente en las costas de Pinotepa Nacional, Oaxaca. De esta forma, ilustra de forma magistral las preocupaciones, las costumbres, las creencias, la convivencia y los lazos creados en una comunidad que expresa una enorme fuerza cultural, invisible a los ojos de muchos mexicanos. Esto último es de gran relevancia, porque también evidencia la marginalidad, la pobreza y la resignación de personas que, hasta ese momento, no tenían reconocimiento legal como grupo que forma parte del país. Una muestra de esta negación está en un diálogo: “tú no eres mexicana” le dijo un miembro del Instituto Nacional de Migración a una de las protagonistas en un retén de la carretera. Con certeza pensó que se trataba de una inmigrante centroamericana por el color de su piel. La manera en la que identificó a la chica como compatriota fue al pedirle que entonara una estrofa del himno nacional.

La negrada, entonces, se convierte en un largometraje de gran valía, pues aunque el guion es ficticio, todo lo que lo enmarca se asemeja a un documental, que retrata la cruda realidad. Es importante mencionar que todo el elenco estuvo compuesto por miembros del pueblo donde se realizó el filme, es decir, no colaboraron actores o actrices profesionales. Nuestros lectores pueden apreciar esta obra de arte a través de Prime (https://www.primevideo.com/detail/La-Negrada/0N8YEL38LRQGZJ1STYNHP5EXN3) y en ocasiones es transmitida por Canal Catorce, de la televisión pública mexicana.

 

[/spb_text_block] [/spb_column] [spb_column col_sm=”2″ padding_horizontal=”0″ width=”1/6″ el_position=”last”] [/spb_column] [/spb_row]