El primer voto de las mujeres en México
julio 3, 2020 La Bola

El primer voto de las mujeres en México

Un día como hoy pero de 1955, las mujeres mexicanas votaron por primera vez en elecciones federales. Fue hace 65 años en las elecciones para diputados federales de la XLIII Legislatura, tras años de lucha, cuando las mujeres pudieron asistir a las urnas para hacer valer sus derechos y participar en los asuntos públicos del país.

A partir de los primeros Congresos Feministas llevados a cabo en Mérida, Yucatán en enero y noviembre de 1916, se puso sobre la mesa el tema del sufragio femenino. Sin embargo, las posturas de las asistentes variaron entre quienes se encontraban a favor, en contra y las que consideraban que aún era temprano para que la mujer ejerciera su voto ya que, se argumentó, era preciso que tuvieran la educación necesaria para involucrarse en la vida política.

Los derechos electorales de las mujeres fueron reconocidos por un breve tiempo y de forma restringida en las legislaciones de algunos estados de la república en los que se permitió su participación en las elecciones municipales y estatales. En San Luis Potosí (1923), el voto fue exclusivo para aquellas mujeres que supieran leer y escribir y no fueran miembros de alguna congregación religiosa; en Tabasco (1925) sólo pudieron ejercer este derecho, las mujeres con una “moral sexual intachable” y afines al pensamiento socialista. Por su parte, en Chiapas (1925), desde al principio se validó el sufragio femenino universal y, contrario a los dos estados anteriores, su reconocimiento fue perdurable.

Otro de los motivos a los que se aludió para negar el sufragio femenino fue la inclinación que, se consideró, tenían las mujeres hacía el conservadurismo dada su relación con la Iglesia, por ello se postergó el reconocimiento de su derecho al voto. Sería hasta 1938 cuando éste se aprobaría con la reforma de los artículos 35 y 115 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, derivado de una iniciativa que Lázaro Cárdenas envió un año antes al Congreso de la Unión. No obstante, las mujeres no pudieron participar en las elecciones de 1940, ya que no se publicó la reforma y por tanto no entró en vigor.

El derecho de las mujeres a la ciudadanía tendría que esperar más de una década. Fue hasta 1953 bajo el mandato del presidente Adolfo Ruíz Cortines que se incorporó finalmente a la Constitución el derecho de las mexicanas a votar y ser electas, una promesa de campaña que un año antes, el 6 de abril de 1952, realizó el entonces candidato a la presidencia ante un grupo de más de 20 mil mujeres reunidas en el Parque 18 de marzo de la ciudad de México. Esta iniciativa fue aprobada y se publicó en el Diario Oficial de la Federación el sábado 17 de octubre de 1953, logrando con ello que las mujeres hicieran válido por primera vez su derecho a la ciudadanía en todo el territorio nacional el 3 de julio de 1955.

Estefany Aguliar Flores, La Bola.

México fue  la quinta nación de América Latina en conquistar el sufragio femenino. Imagen tomada de aquí.

 

Para saber más

Cano, Gabriela, “Sufragio femenino en el México posrevolucionario”, La revolución de las mujeres en México, México, Instituto Nacional de Estudios Históricos de las Revoluciones de México, 2014, p. 33-46.

Cano, Gabriela, “Ciudadanía y sufragio femenino: el discurso igualitario de Lázaro Cárdenas”, Marta Lamas (coord.), Miradas feministas sobre las mexicanas del siglo XX, México, Fondo de Cultura Económica, Consejo Nacional para la Cultura y las Artes, 2007, p. 151-190.

Valles Ruíz, Rosa María, “Primer Congreso Feminista de México: Los primeros pasos hacía la conquista del sufragio femenino”, Historia de las mujeres en México, México, Instituto Nacional de Estudios Históricos de las Revoluciones de México, 2015, p. 245-268.

Comenta con tu cuenta de Facebook