45 años sin Rosario Castellanos
agosto 20, 2019 La Bola

45 años sin Rosario Castellanos

Un 7 de agosto de 1974, a la edad de 49 años, falleció en Tel Aviv, Israel, la gran escritora mexicana Rosario Castellanos. Aunque murió relativamente joven, la trascendencia de esta icónica mujer se debe a su talento y compromiso con la sociedad, que expresó mediante las letras.

Rosario Castellanos Figueroa nació en la ciudad de México el 25 de mayo de 1925. Desde muy joven, se fue a vivir a Comitán, Chiapas. Años más tarde regresó a la capital del país, donde se graduó como maestra en filosofía en la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM en 1950, posteriormente cruzó el charco y estudió en la Universidad de Madrid.

Al regresar a México, comenzó una importante carrera que demostró su interés por la cultura y las comunidades del país. Así, se desempeñó como funcionaria del Instituto de Ciencias y Artes de la capital chiapaneca (1952) y trabajó en el Instituto Indigenista de San Cristóbal de las Casas y para el Instituto Nacional Indigenista entre 1956 y 1961. También fue catedrática en la UNAM y en otras universidades, así como directora de Información y Prensa de la máxima casa de estudios (1960-1966). En 1971, fue nombrada embajadora en Israel, cargo que tuvo hasta su trágica muerte, acaecida en la residencia oficial de México en Tel Aviv. En una de sus poesías, “Nota roja”, donde trata la muerte (aunque en un contexto de violencia), Castellanos escribía “Es tan fácil morir, basta tan poco”.

Escultura de Rosario Castellanos en la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM. Imagen tomada de: https://es.wikipedia.org/wiki/Rosario_Castellanos#/media/Archivo:Busto_de_Rosario_Castellanos.jpg

Simultáneamente a sus cargos, Rosario realizaba la actividad que más le apasionó siempre, escribir. Incursionó en la poesía, la novela, el teatro, el ensayo y el periodismo. Su primer libro se publicó en 1948, bajo el título Trayectoria del polvo y fue de poesía. A este siguieron obras de gran importancia como Sobre cultura femenina, Balún Canán y Álbum de familia, último libro de su producción literaria. En su obra, siempre reflexiva y con una gran fuerza emotiva, queda plasmada una persona con una gran cultura y –repetimos– con compromiso social. Aportó elementos para pensar y dar relevancia al importante papel de la mujer; defendió a los pueblos indígenas y ejerció duras críticas de corte político. Sin duda, fue pionera en muchos temas de los que pocos se atrevían a tocar.

A manera de homenaje, citamos un fragmento de “Memorial de Tlatelolco”, poema que con maestría y con voz de profeta habla sobre aquel 2 de octubre de 1968:

 

…No hurgues en los archivos pues nada consta en actas.

Ay, la violencia pide oscuridad

porque la oscuridad engendra el sueño

y podemos dormir soñando que soñamos.

 

Más he aquí que toco una llaga: es mi memoria.

Duele, luego es verdad. Sangra con sangre.

Y si la llamo mía traiciono a todos.

 

Recuerdo, recordamos.

 

Esta es nuestra manera de ayudar a que amanezca

sobre tantas conciencias mancilladas,

sobre un texto iracundo, sobre una reja abierta,

sobre el rostro amparado tras la máscara.

 

Recuerdo, recordamos

hasta que la justicia se siente entre nosotros.

Para saber más

Poesía Mexicana II, 1915-1979, intro., selección y notas de Carlos Monsiváis, México, Promociones Editoriales Mexicanas, 1979.

Canal 22, “Rosario Castellanos”, en Solo Mujeres, Youtube, 5 de agosto de 2019. (Video) https://www.youtube.com/watch?v=iNfINmcX_wE