La huella de Manuel Tolsá
diciembre 22, 2020 La Bola

La huella de Manuel Tolsá

El 24 de diciembre de 1816 falleció a causa de úlcera gástrica en la ciudad de México el arquitecto y escultor valenciano Manuel Tolsá. Este personaje es reconocido por el importante legado arquitectónico y escultórico que dejó en México, mismo que ahora forma parte del patrimonio de nuestro país. Manuel Tolsá estudió en la Real Academia de Bellas Artes de San Carlos en Valencia y en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando en Madrid, donde fue discípulo de Bartolomé Ribelles, Vicente Gascó, Antoni Gilabert y Juan Pascual de Mena. Además, fue también escultor de la cámara del rey, ministro de la Junta de Comercio, Moneda y Minas y académico en San Fernando.

Su traslado a la Nueva España se dio luego de que en diciembre de 1790 se le designara por cédula real del 16 de septiembre del mismo año como director de Escultura de la Academia de Nobles Artes de San Carlos de Nueva España. Junto con él se embarcaron los cajones de las estatuas que años antes había solicitado su colega José Antonio Gil, primer director de la Academia, para la instrucción de los alumnos. La colección constó de una serie de réplicas de las principales estatuas españolas y vaticanas copiadas por José Panicci.

Rafael Ximeno y Planes, Retrato de Don Manuel Tolsá, México, Museo Nacional de Arte, s/f. Imagen tomada de: https://www.mexicana.cultura.gob.mx/es/repositorio/detalle?id=_suri:MUNAL:TransObject:5bce8cb27a8a02074f835e0f&word=Planos&r=5&t=967

Manuel Tolsá llegó a Nueva España en julio de 1791. Su trabajo no se limitó a la Academia, también se le comisionaron otros proyectos como supervisar las obras de drenaje y abastecimiento de aguas, reforestar la Alameda Central, fabricar muebles, esculpir las figuras colosales para la catedral y la fundición de cañones, los cuales, si bien en su momento se hicieron para la guerra contra los franceses, serían utilizados luego para defender al virreinato de la insurrección.

Entre los múltiples encargos que se le hicieron a Manuel Tolsá se incluyen obras arquitectónicas como el Palacio de Minería, el Antiguo Palacio de Buenavista (hoy Museo de San Carlos) y la conclusión de las obras de la Catedral Metropolitana. Para trabajar en ellas, Tolsá tuvo que solicitar a la Academia de San Carlos que se le extendiera el título de Académico de Mérito en Arquitectura.

La lista de sus obras es extensa, podemos agregar también los altares que hizo para distintas iglesias, los planos para el Hospicio Cabañas y el busto de Hernán Cortés que realizó para el Hospital de Jesús. Sin duda, la ciudad tiene la huella de este personaje entre sus calles y edificios, tan es así que hoy se le homenajea con la plaza que lleva su nombre, misma donde se encuentran su famosa estatua ecuestre de Carlos IV, nombrada popularmente “el Caballito”, y otra de sus destacadas obras, el Palacio de Minería.

Para saber más

Escontria, Alfredo, Breve estudio de la obra y personalidad del escultor y arquitecto Don Manuel Tolsá, México, Editorial de Ingeniería y Arquitectura, 1929.

Uribe, Eloísa, Tolsá hombre de la ilustración, México, Conaculta, 1990.

Vázquez Ángeles, Jorge, «Las misiones de Manuel Tolsá», en Casa del Tiempo, núm. 37, México, Universidad Autónoma Metropolitana, 2017, pp. 42.47.

Comenta con tu cuenta de Facebook