LA CONQUISTA

¿El trauma de la Historia de México?

La Bola | Año 1 | N.º 2 | agosto-septiembre 2019

 

Home No. 2

Editorial

¿Conquista? ¿encuentro? ¿choque? ¿invasión? A 500 años de distancia, el proceso histórico conocido como la “Conquista de México” genera intensos, y no pocos, debates entre especialistas y no especialistas para tratar de explicarlo y entenderlo. Sin duda, hasta nuestros días, despierta puntos de vista y ánimos polarizados entre los mexicanos, por lo que es necesario poner a discusión este hecho del pasado a la luz de nueva información y de interpretaciones recientes. Es momento de replantear la percepción nacionalista que heredamos de la Historia escrita en el siglo XIX y trazar una comprensión desde otra perspectiva.

Con motivo del 5º Centenario de la llegada de las huestes de Cortés a Veracruz, el segundo número de La Bola se propone explicar el significado y el curso de estos acontecimientos. Por qué llegaron los castellanos a territorio americano, cómo se llevó a cabo la exploración y conquista de Tenochtitlan, cuáles fueron los factores que influyeron en la caída de esta ciudad, sugerir que no fue una conquista sino una serie de conquistas y pactos militares de los europeos con diversas comunidades de indios y cómo todo este proceso ha sido determinante para la conformación del país y su sociedad.

Contrapunto

Carlos María de Bustamante (Oaxaca, 1774- Ciudad de México, 1848) fue el historiador y cronista militante más importante de la insurgencia. Bustamante también fue abogado y ocupó numerosos cargos públicos a lo largo de toda su vida. Es probable que haya sido el escritor más prolífico del México independiente, pues su obra alcanzó más de 19 000 páginas. Su producción como redactor, editor y colaborador no sólo fue vasta sino diversa, pues lo mismo publicó libros y periódicos que folletos, diálogos, cartas y un sinfín de documentos más. Carlos María de Bustamante fue un insurgente acérrimo, era profundamente religioso, republicano hasta la médula y centralista convencido; nunca perdió la oportunidad de hacer sudar las prensas para discutir y polemizar sobre política y otros asuntos del día, cuestión que le granjeó persecuciones y estancias en prisión. Entre su enorme obra se puede distinguir tres grandes temas: el provincialismo, el indigenismo y la insurgencia, los cuales a menudo se entrecruzaron.

Continuar leyendo

Multimedia.